El trabajo de los menores de edad

Muchos patrones tienen dudas sobre las limitaciones al trabajo de los menores de edad, en sus respectivos centros de trabajo. Hay dos categorías de minoría de edad bajo la Ley Federal del Trabajo, a saber:

a) Mayores de 14 años de edad, pero menores de 16.

Según ordena el artículo 174 de la Ley mencionada, los empleados de este grupo de edad deben obtener un certificado médico que acredite su aptitud para el trabajo y someterse a los exámenes médicos que periódicamente ordene la Inspección del Trabajo; sin el requisito del certificado, ningún patrón puede utilizar sus servicios.

La utilización de su trabajo está prohibida, según el artículo 175 de la Ley Federal del Trabajo, en:

(i) Expendios de bebidas embriagantes de consumo inmediato.

(ii) Trabajos susceptibles de afectar su moralidad o sus buenas costumbres.

(iii) Trabajos ambulantes, salvo autorización especial de la Inspección del Trabajo.

(iv) Trabajos subterráneos o submarinos.

(v) Labores peligrosas o insalubres.

(vi) Trabajos superiores a sus fuerzas y los que puedan impedir o retardar su desarrollo físico normal.

(vii) Establecimientos no industriales después de las diez de la noche.

(viii) Los demás que determinen las leyes.

La jornada de trabajo de los trabajadores mayores de catorce años de edad, pero menores de dieciséis, no puede exceder de seis horas diarias y debe dividirse en períodos máximos de tres horas. Entre los distintos períodos de la
jornada, los menores deben disfrutar de reposos de una hora por lo menos, según ordena el artículo 177 de la Ley Federal del Trabajo.

Los menores de dieciséis años no deben laborar tiempo extraordinario, ni deben desempeñar su trabajo en días domingo ni de descanso obligatorio, como dispone el artículo 178 de la Ley Federal del Trabajo.

Los trabajadores de esta categoría deben disfrutar de un período anual de vacaciones pagadas, de por lo menos dieciocho días laborables, según establece el artículo 179 de la Ley Federal del Trabajo.

b) Mayores de 16 años de edad, pero menores de 18.

Son prácticamente mayores de edad para efectos de la Ley Federal del Trabajo, con una sola limitación: no deben utilizarse sus labores en trabajos nocturnos industriales, según el artículo 175 de la mencionada Ley.